2007-03-05

La sombra del arte

pensaba escribir la próxima entrada en euskera, pero sarch me contó una historia que me llamó tanto la atención que he decidido escribirla hoy y en castellano, para que él también pueda entenderlo. esta gran anécdota nos muestra el lado sucio del mundo del arte (ambiente sinistro).

richard serra, como bien sabeis, es un conocido escultor cuyas piezas se basan en un número de principios: a) son enormes, b) son terriblemente pesadas porque las realiza en acero (oh, reminiscencia industrial), c) crean espacios en los que puede entrar el espectador, y d) se mantienen en un perfecto equilibrio calculado. pues bien, parece que el punto d no se cumple a rajatabla, puesto que una de las obras cayó sobre dos personas durante su confección en alemania antes de una exposición en sevilla, matando a una de ellas y dejando sin una pierna a la segunda. esto causó bastante revuelo, y parece que afectó a todas las capas de la población, porque en el momento en que se instaló el artefacto en sevilla se comenzó a notar un extraño fenómeno: la pieza parecía desarrollar en el suelo una sombra... de polvo.

no es difícil adivinar qué ocurría. las pobres señoras de la limpieza sabían perfectamente la suerte corrida por los pobres alemanes hechos salchica bajo la mastodóntica presencia de la criatura de serra, y no sentían un amor por el arte tal como para arriesgar su vida. así que con un cálculo matemático a ojo de buen cubero digno de einstein, decidieron dejar de limpiar el espacio sobre el que podía caer la obra si volcaba. se formó día tras día una capa cada vez más representativa de la duda generalizada sobre el mencionado punto d, que hacía al director del museo arrancarse los pelos. puedo imaginar perfectamente lo que las señoras de la limpieza pensaban cada vez que el responsable les intentaba convencer de que la obra no era peligrosa:que lo limpie serra, entonces.

perdón si he sido poco respetuosa con el king kong del acero cortén (en el guggenheim "autooxidable"); no me he podido resistir.

9 comentarios:

ana dijo...

y yo no estoy muy segura pero creo que fue duchamp, mi francés favorito, quien dijo que es precisamente el público quien acaba una obra de arte. parece que en este caso tan solo faltaría dibujar el símbolo = entre la escultura del sr. king kong y el polvo. señores y señoras, no lo neguemos: todos lo estamos pensando. Lo siento por los sevillanos pero han cambiado una tonelada de papel por una tonelada de basura.

MMM dijo...

La monumentalidad ha cobrado ya su última víctima... Tun, tun! Uf, que raro morir aplastado por un Richard Serra! Funeral conmemorativo o juicio por responsabilidad civil?

Harald Denteazul dijo...

EU teño que dicir que, para falar deste tema, me avala o meu Curriculum Vitae, engrandecido polo feito de ter visitado o Guggenheim Bilbo por tres veces.
Nunha desas tres visitas experimentei a sensación de que varias obras de Richard Serra me contivesen dentro, coma unha especie de ventre materno sintético.
Todos comprendemos que os nosos automatismos atávicos son aínda moi fortes a estas alturas da evolución e, por cousa diso, foi inevitable que agora desenvolvese ante as figuras de Serra un irreversible vínculo artificial pero dunha poderosa equivalencia sanguínea.

É un acontecemento que me recorda un daqueles experimentos da psicoloxía científica dos 50 que ás veces rozaban o abominable. O dito experimento consistía en arrebatar as súas verdadeiras nais a uns pobres pitiños antes de saír do ovo e substituílas por un moneco inanimado verdadeiramente monstroso e frío, metade metálico, metade téxtil, e coa mínima aparencia aviaria necesaria.
Os pitiños, ao crebar a casca e veren a luz,sen entrar en ningún tipo de prexuízo desprezativo, aceptaban cegamente a figura da nai espuria e dende o mesmo momento do nacemento non se despegaban dela para nada, ata o punto de emprender unha frenética e desconsolada carreira por perseguila a todas partes, porque algunha especie de poderosísimo instinto natural obriga aos pitiños a etiquetar de nai protectora á primeira figura que se lles prante diante ao nacer.

A explicación é simple: as probabilidades de que a primeira cousa que vexas ao nacer sexa túa nai son moi altas, así que o instinto ancestral neste caso apropiouse con comodidade dunha lei estatística (un feito que, por certo, a primeira vista roza o antitético). Pero a ciencia estatística sempre ten unha marxe de risco. Algúns científicos descubrírono nos 50 e satisfacíaos moito sentir que eran capaces de enganar as tendencias da natureza.

O caso é, mal que nos pese, que temos moito que ver aínda coas aves e Richard Serra conseguiu estimular en min e de maneira enganosa ese vínculo sanguíneo, esa pertenza ao ventre primixenio. “Amor de madre” por unha prancha de ferro.

Harald Denteazul dijo...

GLOSARIO GALEGO-CASTELÁN
nai - madre
pitiño - pollito
ovo - huevo
moneco - muñeco
crebar - quebrar
casca - cáscara

A rapaza do arco dijo...

Xa lle acabas de dar un argumento a moita xente para seguir coa súa particular alerxia: "a cultura mata" :)
Moi divertido, aínda que ten un punto moi tráxico, eu tamén desconfiaría un pouco das súas obras, ti ten coidado.

A Raíña Vermella dijo...

Qué divertido... e que macabro. Parece o argumento dunha curta do coiote e o correcamiños, pero claro, na realidade non é divertido que te aplaste un piano, ou unha escultura mastodóntica. Superblog, Beguira. Moitos bicos

begira... dijo...

ana, me parce que con serra algunos no tiene muy clara la diferencia entre cantidad y calidad!! mmm, bienvenida al montón! espero no experimentar el peso del arte sobre mi! harald, encantame que aproveites os meus posts para desenvolver iso que se che da tan ben... a arte de combiñar 28 símbolos (cantos son en galego?)Rapaza, cando veñas a bilbao, verémolas de lonxe, non te preocupes!! e a miña monárquica favorita, jeje: seguro que non lles fixo moita gracia, aínda que se fan concursos no ceo (o alá) de mortes absurdas, estes gañaron moitos puntos. se cadra tocaralles unha nube individual nos broques de habitación celestial... iso espero!

ana dijo...

si és que sembla que a aquest home el tamany si que li sembla important

vinga! que ens feia falta una mica de català

begira... dijo...

bien! si sabeis de alguien que hable fable o aragonés, ya le estais invitando, jajaja! all welcome!